11 jul. 2013

Una expectativa a los atrapados por la financiera UCI

41086-157-118[1]logonv[1]

Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) del grupo Banco de Santander actúa como los peores hampones del Bronx, unos prestamistas capaces de romper piernas en caso de impago o retraso. Estos mafiosos nada tienen que envidiar a los banqueros transvertidos de la UCI que rompen y destrozan la vida de aquellos clientes que quedan atrapados en sus garras sin obtener la oportunidad de liberarse de una práctica usurera que invade de pleno el ámbito de la estafa. Los prestamistas saben lo que se hacen y cierran todas las puertas posibles para condenar a la sumisión de aquellos que caen atrapados aprovechando una vomitiva legislación hipotecaria, denunciada por la Comunidad Europea, que no permitía al deudor abrir la boca en un procedimiento de ejecución a pesar que se tratara de abusos que claman al cielo. Esta singularidad de la legislación española ha permitido que se cometan miles de engaños plagados de artificios, tretas y artimañas por la banca tradicional ávida de rapiñar a sus clientes los euros que se pongan a tiro. Esta malsana operativa, una obsesión de la banca tradicional, queda superada por las financieras que se constituyen con el afán de estafar a quien se le ponga por delante. Para captar a los clientes Unión de Créditos Inmobiliarios luce en su publicidad la pertenencia al Banco de Santander que utiliza como gancho de aparente respetabilidad y, además, se aprovecha de la escasa preparación financiera de quien coloca el préstamo hipotecario y el receptor del mismo. Quien primero engatusa al hipotecado es el vendedor de la obra, empleado del promotor, que a la vez que enseña y vende el piso les habla de la excelente financiación, así, a pie de obra el Santander capta a las victimas lejos de sus oficinas bancarias colocando un sucedáneo de hipoteca en una variedad de producto con el mismo marchamo: la estafa. Por traer a colación uno de ellos, el Crédito Diapasón de UCI se comporta de manera completamente distinta de cómo lo que hacen las hipotecas habituales. La no amortización de capital y la acumulación de intereses y gastos hacen de este producto un auténtico saco roto. Para no reincidir en repeticiones se hace necesario ver: Hipotecas basura en el reino de la usura… es imprescindible. Creo, para entender el mecanismo que aplica la UCI es también necesario establecer una comparación entre lo que se considera un préstamo hipotecario al uso, el que creen que han suscrito sus desafortunados clientes y el que realmente les han colado de matute.
NORMAL1 001

Cuadro 1, Una hipoteca normal
Hipotecas estándar: Las hipotecas consideradas “normales” son las que fija el estándar del mercado. El solicitante del préstamo, al no ser un comerciante experto en temas financieros, detiene sucomprensión en cuanto debe pagar cada mes y por que periodo de tiempo debe hacerlo. En los primeros años de vigencia del préstamo, la cantidad asignada a retribuir los intereses del capital pendiente, es mayor a la asignada a amortización del capital inicial. Esta redistribución va variando inversamente (descienden los intereses e incrementa la amortización de capital) conforme transcurren los años, con el fin de equilibrar una cuota constante. Las variaciones tienen lugar por el cambio que pueda tener el tipo de interés nominal en la vigencia del préstamo. En el cuadro adjunto (número 1) se puede apreciar un ejemplo de cómo lo pagado en el primer año de vigencia del préstamo (3.902.297 el cuadro esta hecho en pesetas)) es igual a lo pagado en el quinto año (3.902.301 pesetas) lo que significa que se paga una cuota constante, lo que ha variado es el reparto entre intereses y la cantidad aplicada a disminuir el capital prestado. Se prestaron 24.000.000 de pesetas y al quinto año se habían devuelto 562.875 pesetas por lo que el capital pendiente se sitúa en 23.437.125 pesetas. En el transcurso de los años la cantidad asignada a intereses desciende y aumenta la destinada a la devolución del capital
UCI1 001
Cuadro 2, uno de los créditos de UCI
Crédito Diapasón: Al cliente se le hace creer que ha suscrito un préstamo con garantía hipotecaria, pero el Préstamo Crédito Diapasón de Unión de Créditos Inmobiliarios no es tal. Este producto no amortiza capital y, en una fase inicial, no cubre la totalidad de los intereses. Estos se van acumulando al capital inicial, al que se añaden toda una serie de gastos por supuestas moras; los intereses pendientes vuelven a generar nuevos intereses. El cliente cada año paga más y la cifra inicial de capital es cada vez mayor. El cuadro adjunto (número 2) se traslada la rapiña que aplica UCI a sus clientes con un ejemplo por el mismo capital prestado en una hipoteca estándar antes descrita. El capital prestado de 24.000.000 pesetas, después de cinco años pagando religiosamente las cuotas mensuales ha crecido hasta las 26.554.107 pesetas. Cuanto más pagas más debes con una progresión que tiende al infinito de tal forma que la benevolencia de la UCI, con pleno conocimiento del engaño, incluye entre las cláusulas de la escritura de préstamo una prorroga de cinco años y pasados estos condona el capital restante.
PACTOS3 001
Cuadro 3 diferencia más acusadas entre una hipoteca normal y una de UCI
Pactos económicos: En el cuadro adjunto (número 3) trata de confrontar conceptos de un préstamo normal con garantía hipotecaria con el Préstamo Crédito Diapasón UCI, se parecen lo de un huevo a una castaña. Recojo aquí alguno de ellos que llaman poderosamente la atención empezando por el título que la UCI clasifica con “Préstamo “con” hipoteca” en lugar de lo común: “Préstamo con garantía hipotecaria”, esto sería lo de menos si nos atenemos que para su firma se requiriere la intervención de un notario con ceguera absoluta y adicto a la financiera. Mientras que para una hipoteca clásica se trata de un préstamo dinerario para la UCI es otra cosa: Apertura de una cuenta corriente mercantil. El derecho del acreedor consiste en recuperar el capital prestado más sus intereses en el plazo pacto, no obstante para la UCI consiste en rebajar el saldo pendiente a través de entregas a cuenta. En cualquier préstamo cuando se trata de añadir cantidades al préstamo inicial se limita a los intereses no pagados, a los intereses moratorios si se producen, y los gastos ocasionados por el incumplimiento. Los de la UCI lo interpretan de otra manera que se resume en aplicar todos los gastos que crean conveniente. Aquí esta el meollo de la cuestión, una hipoteca al uso cuando trata de reducir el importe del préstamo concedido lo hace a través de la amortización asignada en la cuota mensual, para la UCI son simples entregas a cuenta sin especificar su concepto como capital e intereses. Algo tan fundamental como la base de calculo (capital x rédito x tiempo) los truhanes de la UCI lo hacen imposible, mejor dicho no existe, por lo que la subrogación se hace inverosímil ya que ninguna entidad financiera se colocaría en lugar de la UCI.
23636-157-118[1]Visto lo visto, lo extractado y resumido en estos tres cuadros, ya no parece tan exagerado el apelativo de mafiosos prestamistas del Bronx a estos estafadores de cuello blanco de la financiera del Banco Santander. Don Emilione puede estar satisfecho de añadir al historial familiar el de hampón al no despreciar el más mínimo resquicio de rapiñar el dinero por la vía de la estafa. ¿Qué necesidad hay de llegar a estos extremos cuando ya se es inmensamente rico? No hay otra respuesta que no esté relacionada con una enfermedad de la codicia propiciada por una impunidad directamente proporcional al soborno que se práctica a una escala estratósferica que ha llevado al país a la quiebra moral, política y económica. Todo tiene un límite y la judicatura no esta dispuesta a tragar carros y carretas y ha empezado una deriva en la aplicación de una justicia social de la que nunca se debió de apartar. Esto viene a cuento con el propósito de este artículo y lo que falta por explicar.
Quo Vadis España
PORTADA 001
Portada de La Banca en junio de 1998
 Los hampones de la UCI creyeron que la impunidad que disfrutaban sería eterna y las circunstancias de tomar dinero prestado iba por la senda perdurable de la sumisión absoluta. El asunto de la UCI viene de atrás, ya en junio de 1998 se publico en La Banca la escabechina que la financiera aplicaba a sus clientes. La crisis le ha dado la vuelta a todo hasta aproximar el abismo que separaba a los hipotecados de sus legítimas reclamaciones producto de cláusulas abusivas de tal magnitud que trascienden a la estafa. El peligro que, más tarde que temprano, han acabado atrapados los seudo prestamistas, se podrá decir aquello que la sabiduría popular tiene reservado para estas ocasiones: Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Todo tiene un límite. Una vez publicado en el mes de noviembre de 2012 el citado post“Hipotecas basura …” se pusieron en contacto conmigo unos cuantos clientes de la UCI al cual más angustiado solicitando algún tipo de asesoramiento con el fin de encontrar una salida del laberinto donde se encontraban. Entre estos primerizos contactos estaba Martina Solís Horta, una chica al borde de un ataque de nervios a la que animé a que me proporcionara una copia de la escritura de préstamo y que la acompañara de una narración de cómo se habían desarrollado los acontecimientos. En un principio estuvo reacia a remitirme la información ya que estaba convencida de la inutilidad de cualquier gestión al respecto. Finalmente aceptó y pude revisar en el lío en que se encontraba que se correspondía con la clásica y habitual operativa del latrocinio de estos desalmados. Sorprendía como había sido articulado el préstamo con garantía hipotecaria y que este hubiera pasado por las manos de un notario que incumpliendo con su obligación no advirtió de las barrabasadas que contenía y se iban a firmar
despierto-001[1]¿Alguien se puede creer, con su casa de por medio, que a los tres meses de la firma se está en condiciones de devolver el 52% del préstamo? Esto se repite siete veces a lo largo de las primeras páginas de la escritura. A toro pasado parece una estafa pero el día de la firma también lo era. No se trataba de las clásicas cláusulas abusivas que las entidades financieras han introducido en unas condiciones a su favor, en este caso se exige, nada más empezar, la devolución de 101.000 euros lo que parece evidente que es imposible de cumplir. Este incumplimiento “legitima” a estos hampones a iniciar una cadena de intereses no puestos al cobro con el fin de añadirlos al capital pendiente y de esta operativa acumulada en los tres primeros años (los siete primeros tramos -36 mensualidades- supone que cuanto más pagas más debes) hace que las 384 cuotas, que resta hasta un total de 420, se conviertan en un verdadero calvario para el deudor que queda atrapado en unas abusivas condiciones. Lo dicho: la operativa de la UCI está lejos del uso y las costumbres de amortizar capital y conforme se van pagando las cuotas mensuales se debe una cantidad inferior a la del mes anterior.
imagescap05kvw[1]Antes de proporcionarle a Martina mi punto de vista creía necesario una dosis de prudencia con el fin de no crear falsas expectativas de unresuelvelotodo, no obstante, aunque no hubiera garantía de buen fin me propuse a proporcionarle mi sugerencia, es decir, la que me aplicaría a mi mismo. “Yo en tu lugar haría lo siguiente: me descargaría e imprimiría el artículo Hipotecas basura en el reino de la usura, y adjuntaría un escrito de puño y letra explicando la operativa de la UCI y lo presentaría como denuncia en la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura –la que le corresponde por residencia-. (Algo así: mire señor fiscal lo que dice este señor referente a la UCI). Para que sea operativo has de llevar todo en original y copia para que te lo puedan sellar como entrada”. También le ofrecía unas cuantas recomendaciones (que hacer y no hacer) como la de buscar a más gente en sus mismas circunstancias a las que informara de la denuncia presentada en la Fiscalía, cuantos más sean mejor. “No te dirijas al Servicio de Reclamaciones del Banco de España, hay cientos de denuncias sobre la UCI y es una perdida de tiempo tan solo sirve para confeccionar una estadística. Procura que un fiscal te atienda, a pesar de llevar el escrito, el cara a cara ayuda”. Para acabar de complicar las cosas Martina se queda sin trabajo lo que provoca un golpe demoledor en su estado de animo, cree que al evaporarse los recursos económicos que le proporciona el empleo no podrá llevar a la financiera UCI a los tribunales. Tuve que animarla para reconvertir la situación y que la documentación de encontrarse en paro figurase entre los papeles presentados ante la Fiscalía para poner en evidencia la falta de recursos.
citación juzgado 001
Marcado con una flecha en rojo y subrayado dice: Delito/Falta: ESTAFA (TODOS LOS SUPUESTOS)
A continuación dejo constancia de los pasos seguidos por Martina para denunciar y salir del laberinto de una deuda que contra más pagas más debes. Al final del post puedes encontrar en diferentes archivos los documentos presentados, y su desencadenamiento. 1) Denuncia ante la Fiscalía + la documentación aportada. 2)  Citación por el Juzgado de Instrucción número 3 de Mérida. 3) Declaración de Martina Solís en el juzgado. 4) Ampliación de la declaración. 5) Ampliación de la denuncia por cláusulas abusivas. Aquí, lo importante son los dos primeros documentos: la denuncia ante la fiscalía y su pronunciamiento al proporcionar soporte a los hechos que se exponen. La Fiscalía consideró la actuación de la UCI como estafa y remitió los autos ante un juez para que este instruya un procedimiento judicial contra Unión de Créditos Inmobiliarios S.A. Antonio Pacheco Castillo. Los demás documentos que se aportan corresponden a la declaración de Martina y la ampliación (dos) de la inicial declaración. No todo son alegrías en casa del pobre, y la titular del Juzgado número 3 de Mérida, a quien la fiscalía remitió su pronunciamiento, está de baja laboral y no se ha cubierto la plaza por un sustituto. He estado esperando a que el procedimiento arrancara en el juzgado pero esta expectativa no priva a que cualquiera de los que se han puesto en contacto conmigo o cualquiera que aterrice de nuevo en el blog pueda seguir los pasos que Martina ha procedido haciendo uso del derecho que le asiste al formular una denuncia que clama al cielo.
Denuncia en Fiscalía 1) Denuncia ante la Fiscalía + la documentación aportada.
citación juzgado 2) Citación por el Juzgado de Instrucción número 3 de Mérida.
Declaración Martina 3) Declaración de Martina Solís en el juzgado.
ampliación declaración 4) Ampliación de la declaración.
ampl. denun. cláusulas abu. 5) Ampliación de la denuncia por cláusulas abusivas.
imagesCA3QBLQ4Hechos son razones: Nuestra protagonista, Martina Solís, tiene un alegato para todos aquellos que han quedado atrapados con la financiera UCI. Nos anuncia que ha llegado la hora de liberarse de unas condiciones que van mucho más allá de las terribles cláusulas abusivas y traspasan la calificación de estafa.
Lo que quiero expresar, espero lograrlo, es mi sentir: 
Se inicia cuando la estafa se declara, cuando tomo consciencia de lo que me han metido y empiezas la lucha. Vas de puerta en puerta demandando una solución a tu problema que te sobrepasa, muchas veces tienes miedo de denunciar por que parece inverosímil, por que si trasciende a tus familiares, amigos, compañeros de trabajo sería un descrédito a tu persona: quien tendría trabajando a una imbécil  …
Eso te mina como individuo pero la impotencia de no poder luchar contra estos estafadores también hace su papel al igual que la rabia de saber que figuras garantes de derechos como el notario podrían haberlo evitado. Finalmente al filo del desahucio encuentro en la red el blog de Ataquealpoder, hallo casi milagrosamente un arma para mi batalla, respaldo para enfrentarme a la UCI, y a una persona docta que ha estudiado el nefasto sistema financiero que tenemos y que de una manera gratuita me aconseja un camino a seguir .
Si esta guerra no la gano aún así le estoy agradecida por que su arenga ha conseguido que presente cara al enemigo de UNION DE CREDITOS INMOBILIARIOS, ha cambiado mi pensamiento no es malo denunciar lo que te hacen cuando puedes evitar el mismo mal a otros como tu; en definitiva ha puesto en valor mi ánimo y para mí ha sido muy importante. Te animo a que sigas mis pasos la justicia es igual para todos. Si mi denuncia a la fiscalía ha germinado, (y si estás en misma situación), también encontraras respaldo judicial. Cuenta conmigo para resolver cualquier duda: martinasolishorta@gmail.com
logonv[1]Por si a alguien le queda alguna duda sobre la financiera Unión de Créditos inmobiliarios puede darse una vuelta por este enlace:http://www.ciao.es/Opiniones/U_C_I_Union_de_Creditos_Inmobiliarios__42687

No hay comentarios:

Publicar un comentario