7 may. 2013

Análisis de la FADSP sobre el Informe de PWC


"...Rajoy es especialmente vulnerable a las recomendaciones de esta consultora y altos cargos de su gobierno provienen de PWC, como el ministro de economía Luis De Guindos, el actual director general del FROB Antonio Carrascosa y el Secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre Navarrete,"



“10 temas candentes de la sanidad española para 2013”

La consultora PWC ya había preparado el camino con los informes sobre la sanidad española de 2011 y 2012 y ahora se posiciona sin medias tintas, a favor de la liberalización y privatización total de nuestro SNS.

Del análisis de dicho documento resaltamos:

-La defensa del Monopolio Sanitario por parte de PWC:

Tras el empeño de la derecha sanitaria en separar la financiación y la provisión en el SNS, plasmada en el informe Abril de 1991, con el supuesto objetivo de incrementar su eficiencia, resulta que ahora la consultora  apuesta por la unión de los sectores de aseguramiento, provisión y financiación privadas, tanto de hospitales y empresas de servicios no sanitarios y sanitarios  (laboratorios, diagnóstico por imagen, diálisis) como de empresas financieras y de telecomunicaciones, porque considera que“concentración es sinónimo de modernización, capacidad de negociación y viabilidad a largo plazo”

Tanto rechazo al monopolio sanitario público  y el objetivo no era otro que constituir un  monopolio privado

- Otra recomendación de la consultora es la cesión total de la gestión del SNS a las  empresas multinacionales, mediante un modelo de negocio similar al de la Industria farmacéutica (IF) y de Tecnologías Médicas

Actualmente muchos servicios, sistemas de información (Historia Clínica  electrónica, receta electrónica e imagen médica) y hospitales (Madrid, Valencia) están en manos de empresas  y fondos de inversión extranjeros, pero PWC, obviando la fuerte oposición generada en la población y los profesionales del sector, recomienda que esto se generalice, cediendo la gestión del Sistema a empresas multinacionales interesadas.

-PWC apuesta por la renovación y construcción de camas de media y larga estancia a través de la colaboración público-privada.

Área de gran interés para la Iglesia, representada en el comité de asesores del informe por un miembro de la Orden de San Juan de Dios, orden hospitalaria “sin ánimo de lucro” pero vinculada a la compañía farmacéutica Grifols, y que además  adquiere  en plena crisis económica (abril de 2012) el edificio del Colegio Alemán, que ocupa más de 10.000 m2 en la calle Serrano,  para ampliar el Hospital San Rafael y su escuela universitaria de enfermería y fisioterapia de Madrid.
Esta orden religiosa ya gestiona 20  hospitales en España con más de 7000 camas y forma a cada vez mayor número de enfermeras en  sus escuelas universitarias de Madrid, Cataluña o Sevilla, donde se  imparten  estudios de grado y  de posgrado, incluyendo Master en cuidados paliativos. Su posición privilegiada en” el mercado” de los hospitales de cuidados intermedios se incrementará y obligará a ingresar a los pacientes del SNS  en sus centros  confesionales, cuya gestión ideológica influye directamente  sobre el tipo de asistencia sanitaria administrada.

- PWC recomienda liberalizar el acceso a los datos de salud de la población española, caminando hacia el open data, para que, según consta en el documento “la información esté disponible para cualquier persona o entidad que pretenda utilizarlos, sin restricciones de derechos de autor, patentes u otros mecanismos de control” e informa de que en varias CCAA ya se están dando pasos en este sentido. La consultora cree que la liberalización de datos debe incluir el genoma y los perfiles de riesgo, que deben estar accesibles en la Historia Clínica electrónica “con el fin de realizar una prescripción dirigida a grupos de población basada en su perfil genético y tender hacia la Medicina Personalizadapara el diseño de estrategias de cribado o terapias a medida”

Desde la FADSP creemos que permitir  a la industria y a las empresas  multinacionales el acceso libre al  genoma humano y a los perfiles de riesgo sanitario de la población española es una recomendación intolerable, ya que esta información puede ser utilizada  para realizar estudios de mercado, en base a la selección de grupos de personas cuyo perfil genético y recursos económicos interesen de forma especial a la iniciativa privada.

Diversas publicaciones nacionales e internacionales  afirman que provocar la sensación de enfermedad generalizada es una estrategia  utilizada por la industria para incrementar sus ganancias, aunque el resultado conlleve angustia y ansiedad para esta población en base a unos supuestos riesgos futuros, que ahora se verán “avalados” por los estudios de la herencia genética,  que supondrán controles y cribados aún más exhaustivos y una medicalización intolerable de su vida.

El gran consumo de recursos ocasionado no disminuirá  las desigualdades, sino más bien al contrario, ya que las personas con bajos recursos no podrán hacer frente a los seguros privados ni a los copagos que grabarán estas  terapias de alto coste.
La  libertad de acceso y de explotación de estos datos sensibles supone la desprotección y la pérdida de la intimidad de las personas,  pero enormes beneficios para las empresas privadas,  cuyo control llegará hasta el ADN de la población española.

- PWC afirma en el informe que contar con los profesionales es la única y legítima forma de avanzar, logrando una Alianza entre gestores y clínicos.

Pero a la vez considera imprescindible sustituir las consultas médicas presenciales por la telemedicina, a base de dispositivos móviles, no como un apoyo a la consulta presencial para ciertos pacientes y patologías sino porque “se abre un negocio de gran volumen y rápido crecimiento”.

Y como en una empresa de telecomunicaciones, una gran parte de los profesionales, médicos y enfermeras, funcionarán como teleoperadores deslocalizados, diagnosticando y recetando medicamentos on-line, con unas condiciones de trabajo muy precarias  y unos salarios muy reducidos.

En estos momentos de crisis económica, en los que surge con mayor fuerza la necesidad de implantar programas de atención comunitaria, por el incremento de la carga de enfermedad y la mayor necesidad de apoyo y cuidados, en los ancianos frágiles y en los pacientes crónicos la consultora  únicamente ve clientes.

-La industria como socio tecnológico

PWC afirma que “la Industria farmacéutica y de tecnologías médicas deben superar su mero papel de suministradores y asumir el rol de socios estratégicos del sistema sanitario, por lo que se les permitirá contar con un conocimiento en profundidad de la cadena de valor del sistema, y muy en particular de sus clientes, garantizando su acceso a la innovación, con el objetivo de superar la disminución del  gasto farmacéutico público en España ocurrido desde 2010”
- Además la consultora recomienda disminuir la capacidad decisoria de los gobiernos autonómicos y eliminar las barreras de las CCAA que dificulten o impidan  la incorporación de las innovaciones terapéuticas aprobadas por el Ministerio de sanidad, para acelerar la llegada del medicamento al paciente.

PWC y sus colaboradores pretenden limitar la autonomía de las CCAA para facilitar la prescripción de nuevos  fármacos e incrementar los beneficios de la IF, a pesar de la enorme cantidad de medicamentos innovadores que se retiran del mercado tras comprobar efectos adversos, que provocan cerca de 200.000 muertes anuales en Europa.

España lidera el consumo de estos fármacos innovadores, poco útiles en su mayoría (solo 1 de cada 10) con mayores riesgos si se introducen en el mercado con excesiva rapidez y mucho más caros.

Actualmente España prueba las innovaciones y el RU,  Alemania y otros países europeos consumen estos fármacos ya probados, con mayor seguridad[1] y la IF pretende seguir disponiendo de este inmenso laboratorio de pruebas de fármacos innovadores.

PWC pretende promover el uso de las tecnologías médicas

Lo que supondrá un mayor crecimiento de la burbuja tecnológica ya existente. La utilización  de las tecnologías médicas en España, incluyendo las que imparten altas dosis de radiaciones ionizantes como la TAC, se han disparado en la última década, con un incremento de su facturación un 168% entre 2002 y 2010 frente a un 72% de media en la UE-15 y debemos tener en cuenta que el  uso inadecuado de las tecnologías no es inocuo, ya que es una de las causas principales de crecimiento del gasto sanitario innecesario y perjudicial para la salud.


Consideraciones finales

Tras el análisis del documento “10 temas candentes de la sanidad española para 2013” la FADSP considera que no existen motivos que avalen la validez de este informe y rechaza de forma absoluta sus conclusiones.

1. Su forma de expresión y sus objetivos “estrategias terapéuticas a medida para los clientes” “nichos de negocio” “liberalización de datos del genoma para selección de pacientes rentables” provoca el rechazo de los profesionales del sistema público.

2. El “comité de expertos” que asesora a la consultora en este informe está constituido por representantes de los lobbys más potentes de la industria sanitaria privada (Capio, Ribera salud, Hospitén, la Orden hospitalaria de San Juan de Dios, la Industria Farmacéutica y de tecnologías) cuyo objetivo es hacerse con nuestro SNS a pesar de la fuerte oposición de los profesionales y de la población.

3. El Informe está coordinado por Jordi Sevilla, que pasa de ser ministro de Administraciones Públicas a ser el mayor defensor de la gestión privada de la sanidad y los servicios públicos, tanto desde la Industria farmacéutica, a la que asesora, como desde la consultora PWC, que lo ficha en 2009.

4. Por otra parte, no parece que debamos fiarnos de las recomendaciones de PWC, consultora acusada en demasiadas ocasiones por no reflejar la realidad de las cuentas de las empresas auditadas. PWC era la consultora de las empresas de Diaz Ferrán, incluyendo al grupo Marsans y “no detecta” una fabulosa deuda de más de 500 millones de euros, auditó a la agencia IDEA  y “no descubre” el fraude de los EREs de Andalucía y aprueba  la fusión de Cajas de Ahorros para constituir nuevas entidades como Bankia y Nova Galicia Banco, que han supuesto la transformación de una gran deuda financiera privada en una fabulosa deuda pública, a través del  FROB.

Pero PWC es una “big four” y su información e influencia en la política de los gobiernos es muy grande. PWC pertenece a IBM, la empresa que almacena una mayor cantidad de datos a nivel mundial y dispone de información sensible de la población española, incluyendo datos de salud. En su  informe sobre la sostenibilidad del sistema de pensiones la consultora propone que estas se reduzcan y se paguen durante menos tiempo y en suInforme sobre el sector inmobiliario español apuesta por incentivar la construcción en la costa española y simplificar los trámites urbanísticos. Además PWC recomienda “regular” el derecho de huelga  e incrementar las centrales nucleares en España, decisiones poíticas ya tomadas o que con toda probabilidad se tomarán, ya que Rajoy es especialmente vulnerable a las recomendaciones de esta consultora y altos cargos de su gobierno provienen de PWC, como el ministro de economía Luis De Guindos, el actual director general del FROB Antonio Carrascosa y el Secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre Navarrete,

Por todo ello, la FADSP considera que el informe de PWC  “10 temas candentes de la sanidad española para 2013”, si se siguieran sus recomendaciones, puede suponer el Acta de defunción de nuestro SNS.

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública
Mayo 2013

El informe completo de PWC se puede leer en: "Origen del comunicado", más abajo


[1] Laporte JR, Bosch M. Crisis y política de medicamentos. Aten Primaria 2012. doi:10.1016/j.aprim.2012.03.006
www.fadsp.org
Twitter: @fadspu